En 2009, el guitarrista austriaco Gajus Stappen puso en marcha este proyecto que reúne a músicos de Europa y Estados Unidos para que lanzasen el primer disco, “Rising”, en 2010, y el folk metal de la formación ha ido evolucionando tanto en su versión de estudio como en directo a lo largo de la década.

Los coros, las gaitas, violines y una percusión y vientos muy apropiadas al estilo que desempeñan hacen de las composiciones de Celtica una mezcla de emociones a flor de piel y épica histórica que es capaz de traspasar fronteras por todo el mundo, como ya han hecho a lo largo de su trayectoria hasta la fecha.